Buscar
  • Rondas de MATE

¿Nos escuchamos?


En nuestro día a día, creemos que escuchamos mil cosas, pero ¿realmente lo hacemos?

Entre escuchar y oír hay una diferencia. Oír es captar con el oído todo lo que suena a nuestro alrededor, mientras que la escucha implica una actitud activa frente al sonido. Escuchar es una acción, es “hacer” algo, implica una disposición.

Si bien es cierto que nunca podemos cerrar los oídos, no es la misma atención la que prestamos a todos los estímulos. Dónde poner el foco es algo que podemos elegir conscientemente para comunicarnos.

En el intercambio es fundamental sentirnos escuchados, por eso es importante saber que aunque a veces creemos que estamos prestando atención, en realidad por nuestra cabeza están pasando otras cosas (me estoy hablando a mí misma o estoy tratando de adivinar lo próximo que la persona va a decir) y eso interrumpe la escucha activa.

Dar espacio al silencio también es necesario. Es un lugar desconocido que a veces no da miedo explorar, y tendemos a evitar. Sin embargo el momento en que nadie habla nos da tiempo de procesar lo que está pasando, habilita la palabra a quien aún no la ha tomado o simplemente da un respiro a la conversación.

Prestar atención a lo que se dice antes de hablar, no interrumpir y dar espacio al silencio son claves fundamentales para activar una escucha plena.


189 vistas

+54 341 3540275

/rondasdemate

Rondas de MATE